Primera DivisiónRecuerdos

A 20 años de un recuerdo inoxidable: «La pelota no se mancha»

Ese día fue, y será una fecha que sin duda ningún hincha de Boca va a olvidarlo nunca. Por eso, en esta nota te traemos todo lo mejor que dejó esa recordada tarde en el templo del fútbol mundial.

Diego Armando Maradona disputó su último partido como jugador profesional el 25 de octubre de 1997. En esa oportunidad, Boca le ganó por 2 a 1 en el Monumental a River con los goles de Julio César Toresani y el increíble cabezazo bajo la lluvia que convirtió Martin Palermo.

Ese mismo día, dejó una de sus tantas frases célebres: «Boca jugó a lo Boca y River fue River, jugó un gran primer tiempo y en el segundo tiempo se le cayó la bombacha».

Pasaron los años, meses, días y segundos, hasta que 4 años después de su retiro oficial, el 10 de noviembre del 2001, el 10 tuvo su homenaje soñado. Ahí se dio un gran encuentro de mucho fútbol entre los jugadores de la Selección Argentina del «Loco» Bielsa, y el equipo del Resto del Mundo. El resultado del partido fue 6 a 3 a favor del equipo de Diego, en donde él tuvo la oportunidad de patear un penal en el arco de La 12, y que segundos después se sacaría la camiseta de Argentina para mostrar su casaca con el número 10 de Juan Román Riquelme ante los 50 mil espectadores.

El adiós de Riquelme a Maradona

ESTA FUE LA FORMACIÓN DE AMBOS EQUIPOS:

Argentina dirigido por Marcelo Bielsa: Burgo; Ayala, Samuel y Sorín; Zanetti, Almeyda, Verón, Aimar y González; Maradona; López.

También ingresaron: Cavallero, Castromán, Pochettino, Placente, Husaín, Cruz y Berizzo.

Resto del mundo dirigido por Alfio Basile: Córdoba; Ferrara, Bermúdez, Córdoba y Gamarra; Solano, Riquelme, Valderrama y Francescoli; Suker y Stoichkov.

Entraron desde el banco de suplentes: Higuita,Matthaeus, Cantona, Recoba, Careca, Carini, Rodríguez y Aguilera.

Al finalizar el partido, acompañado de sus hijas Dalma y Giannina, de Don Diego, Doña Tota, familia y de su mujer Claudia Villafañe en el glorioso palco. El ídolo se acercó al escenario que se armó para decir unas palabras en este momento tan especial, que de alguna manera ya iba llegando a su fin.

Adiós a Diego Maradona: en su despedida del fútbol en La Bombonera, Nano García dirigió la transmisión por televisión | La Opinión

Abrazándose así mismo, soltó: “Es increíble, lo va a ver el mundo. Cuando yo se lo contaba, no era, no era creíble. Ahora el mundo ve lo que es la hinchada de Boca y los argentinos. La pasión que tienen por el fútbol y la pasión que, gracias a Dios, tienen por un número 10 que alguna vez les arrancó una sonrisa”.

“Yo la verdad es que no puedo, no sé con qué pagarles, de verdad. Yo traté de ser feliz jugando al fútbol y hacerlos felices a todos ustedes. Creo que lo logré y la verdad, es que hoy no me lo esperaba porque esto es demasiado, demasiado para una persona, demasiado para un jugador de fútbol. Les agradezco con mi corazón”, agregó.

«Les agradezco en nombre de mis hijas, en nombre de mi vieja, de mi viejo, de Guillermo (Coppola) y en nombre de todos los jugadores de futbol del mundo. El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo, eso no le quepa la menor duda a nadie. Por que se equivoque uno no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué pero la pelota, la pelota no se mancha», sentenció Pelusa al final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba