Primera División>Crónicas de partidos

Boca le ganó la Superliga a River

Boca y River jugaron nuevamente, aunque indirectamente, una final en el futbol masculino. Boca, con el corazón en La Boca pero también con la cabeza en Tucumán; y River, viceversa: con la cabeza en La Boca pero con el corazón en Tucumán. Así se definió la Superliga Argentina 2019/2020. A la misma hora, River, el que venía siendo el líder por un punto de diferencia, enfrentó a Atlético Tucumán de visitante. Mientras que Boca, de local, recibió al Gimnasia de Diego Maradona.

La hinchada, loca. Alentó como de costumbre, desde el momento en que ingresaron a la tribuna hasta que se fueron (al Obelisco). Ovacionaron al DT rival, quien recibió una plaqueta de parte de Miguel Brindisi, aquel con el que hiciera una delantera invencible en el Metropolitano de 1981 junto al ‘Mono’ Perotti. Torneo en el cual Boca salió campeón y San Lorenzo descendió. Y Tevez, pocos minutos antes de que empiece el juego, le dio un beso en la boca a Maradona. Contó Carlitos, que lo hizo para tener suerte. Y le sirvió.

La Bombonera ovacionó a Juan Román Riquelme, vice segundo del club, quien en tan poquito tiempo dio en la tecla en una decisión fundamental: traer de nuevo al club a Miguel Ángel Russo, el DT que comparte este título de Superliga junto a Gustavo Alfaro. Aunque obviamente Riquelme solo no decidió eso, sino que fue algo consensuado con toda la dirigencia. Pero hubo diferencias notables entre este equipo y el de Lechuga. De todas maneras, no nos apuremos, este ciclo recién comienza.

Para explicarlo en breves palabras, y no extendernos demasiado ya que hay que hablar del partido, el Boca de Alfaro mezquinaba el ataque, priorizaba la defensa y apostaba al contraataque como arma principal. En ese equipo, la figura era Esteban Andrada, por salvarle las papas al Xeneize en más de una ocasión. Ahora, con Russo, Boca prioriza el ataque (tiene 5 atacantes y 5 jugadores más defensivos) y la figura ya no es más el arquero, sino un delantero: Carlos Tevez.

NO ESTUVO MUY FINO. Al ‘Toto’ Salvio le costó desequilibrar ante el Lobo. Cortesía: Depor.

Ahora sí, vamos con el encuentro. Empezó el partido y Boca salió a comerse la cancha. Rápido, Tevez llegó a definir cerca del punto penal pero la pelota dio en un defensor del Lobo y la pelota se fue al córner. Boca parecía enchufado, metido, y la gente se empezaba a ilusionar. Sin embargo el arranque furioso de Boca de a poco se fue decayendo debido a la gran fortaleza de la defensa del equipo de Maradona.

Llegó el gol de River, Borré, sin embargo, el línea se lo anuló equivocadamente, ya que estaba en la misma línea que el defensor del Decano. Justo en la misma línea estaba, pero al ser una jugada rápida, el línea se confundió y luego Loustau anuló el tanto. Y en la brevedad, llegó el primero de Atlético: Toledo, de cabeza, en un córner, en una mala salida de Armani. Lo gritó toda la Bombonera.

Con el gol del Decano, Boca se tranquilizó y dejó de buscar el partido con la intensidad de los primeros 15 minutos. Sin embargo, en el mismo primer tiempo, Matías Suárez empató el duelo y puso a River nuevamente con el trofeo en sus manos provisoriamente. Los jugadores se enteraron recién en el entretiempo que hasta el momento, Boca no tenía ni trofeo ni final de desempate.

Se inició el segundo tiempo y Boca no le encontraba la vuelta al partido. Gimnasia se lo hacía complicado, con una defensa muy aguerrida y sólida, que en ningún momento flaqueó, por más que el Xeneize se haya quedado con la victoria. Es que Boca muy poquitas veces en el partido pudo superar a la defensa de GELP, sólo en el gol (donde hay responsabilidad de Jorge Broun, no de la defensa) y en una jugada donde el Toto Salvio definió dentro del área de forma desviada.

EUFORIA. Carlos Tévez grita con el alma el gol del campeonato, tras el bombazo de afuera del área que le venció las manos a Broun. Cortesía: TN.

Llegó el minuto 72. El minuto de la gloria. Arranca la jugada Frank Fabra desde la izquierda, le sirve la pelota a Ramón Ábila, que desde el piso se la sirve a Carlos Tevez. Carlitos lanza un remate muy fuerte desde afuera del área que le vence la mano a ‘Fatura’ Broun, quien vuela de más y pone floja la mano. Y ahí la pelota se le mete en el arco, en un remate más centrado que esquinado de ‘El Apache’.

A partir del gol de Boca, el Xeneize empezó a repartir la pelota por todo el ancho del campo, haciendo que pasen los minutos. Campuzano pasó a jugar de central, ya que entró Capaldo por Zambrano, quien estuvo un poco flojo en la marca debido a que muchas veces llegaba tarde a buscar la pelota y realizaba faltas.

Llegó el minuto 95. Pitó Tello y el partido cesó. Y también concluyó el campeonato: Boca gritó campeón de la Superliga Argentina 2019/2020. Y así sumó el título número 69 de su historia, alargando la distancia con River, que tiene 66 títulos ganados en su trayectoria.

Los números de Boca en esta Superliga: campeón con 48 puntos, 14 triunfos, 6 empates y 3 derrotas. Obtuvo el 69% de los puntos. Hizo 35 goles, recibió sólo 8, y tuvo la mejor diferencia de gol del torneo, además de ser el equipo que menos goles recibió. Carlos Tevez fue el máximo goleador con 9 goles; 6 los hizo en la era Russo. Villa y Reynoso fueron los máximos asistentes, con 3 cada uno. 10 veces llegaron Boca y River con chances de alzar el campeonato local: 7 ganó Boca, 3 River.

Boca jugó un partido desordenado, con una mentalidad muy ofensiva que lo hizo descuidar bastante la defensa. Andrada salvó a Boca con una tapada genial cuando, en un momento del segundo tiempo, Contín reventó la pelota con su pie derecho. Pero esa fue una de las pocas veces que el Xeneize sufrió. Ayala y Paradela también se animaron, sus tiros pasaron cerca pero no lo suficiente. Y cerca del final, cuando Boca ya estaba ganando, un cabezazo de Agudelo en el área chica pasó muy cerca del palo. Esas fueron las llegadas de GELP, sin embargo, como contamos más arriba, Boca fue superior y ganó justamente el título.

SÍNTESIS

Boca Juniors (4-1-3-2): Andrada; Buffarini, Zambrano (Capaldo), Alonso, Fabra; Campuzano; Salvio (Reynoso), Fernández, Villa; Tévez y Soldano (Ábila). DT: Miguel Ángel Russo.

Gimnasia (4-4-1-1): Broun; Caire, Goltz, Coronel, Licht; Cuadra (Comba), Ayala, Mancilla, García; Pérez García (Paradela); Contín (Agudelo). DT: Diego Maradona.

Gol: Carlos Tévez, de Boca, a los 72 minutos.

Amonestados: Fabra, Salvio, Tévez y Capaldo (BOC). Licht, Goltz y Ayala (GIM).

Árbitro: Facundo Tello.

Estadio: La Bombonera.

Contexto: última fecha de la Superliga Argentina 2019/2020.

ALEGRÍA. Tévez, en primer plano, celebra junto a los hinchas y a sus compañeros el título 69 de Boca. Cortesía: AS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba