InformaciónPrimera División

Miguel Russo se despidió del plantel y Sebastián Battaglia asumirá como nuevo técnico de Boca

Después de tantas idas y venidas, finalmente, Miguel Ángel Russo deja de ser el entrenador de Boca Juniors. Según la información que circulaba por el mundo Boca desde ayer a la tarde, el entrenador no quería irse, se veía con fuerzas suficientes como para dar vuelta la historia.

Sin embargo, los diez partidos seguidos sin ganar, el equipo sin rumbo, sin patear al arco y estando a dos puestos de la última posición del campeonato, fueron los determinantes para que el Consejo de Futbol liderado por Riquelme tomaran la decisión de que acabaron con el segundo ciclo de Russo en el Xeneize.

Los números de Russo en este segundo ciclo fueron los siguientes: 64 partidos dirigidos, 29 ganados, 23 empatados y 12 perdidos; 86 goles a favor y 39 en contra. Además, logró la obtención de dos títulos; la recordada Superliga19/20, obtenida en la ultima fecha peleándola mano a mano con River y la Copa Maradona.

Muchos nombres eran los que daban vuelta como candidatos al banco azul y oro; Heinze, Barros Schelloto, Domínguez, Medina, etc. A pesar de esto, el elegido finalmente fue el jugador más ganador en la historia del club, Sebastián Battaglia. El entrenador de la Reserva que viene hace más de un año preparándose en ese lugar, por fin tendrá su chance con la Primera del club. En el día de hoy asume y dirigirá la practica, siendo el domingo contra Patronato su primer partido. El cuerpo técnico de Battaglia estará compuesto por Juan Krupoviesa, Mariano Herron, Alejandro Blasco, Zacarías Gaggero y el querido Fernando Gayoso.

En el caso de Herron, Blasco y Gayoso, cabe destacar que son empleados de Boca, más allá de haber formado parte del CT de Russo. Por eso mismo, continuarán en el club.

Battaglia tiene como experiencias previas haber dirigido a Almagro por siete partidos, donde ganó 3, empató 2 y perdió 2. En la Reserva de Boca dirigió 21, ganó 12, empató 4 y perdió 5, además llegó a la final de campeonato que terminaría perdiendo. Asimismo, le tocó dirigir aquellos dos partidos con juveniles en los que el plantel profesional de Boca estaba aislado por las peleas en Mineiro: en esos partidos logró empatar con Banfield y perdió con San Lorenzo.


Sin mucho más que añadir, los hinchas siempre estarán agredecidos por todo lo que hizo Russo, a pesar de tener una salida complicada y haber tenido unos últimos meses muy flojos. Agarró el club en un momento en el que nadie quería hacerlo, recuperó a Tevez, le sacó un campeonato a River y lo eliminó dos veces. Fin de su segundo ciclo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba