Copa LibertadoresCrónicas de partidos

En un partido parejo, Boca lleva la definición y la ilusión a La Bombonera ante Corinthians

Un viejo conocido en la cita de los octavos de final. Corinthians, el mismo que le había complicado el encuentro a Boca en la fase de grupos.

Con un Boca más asentado desde el juego a nivel individual, contra un conjunto brasilero con bajas importantes pero que no dejaba de ser un rival complicado.

El primer tiempo, demasiado estudiado y sin sorpresas. Con esquemas similares y con los extremos oficiando de defensores, ambos equipos buscaron ocupar espacios y evitar el despliegue del rival por los laterales.

Cuando promediaba el primer tiempo, llegaría la primera aproximación, del conjunto dirigido por Battaglia. Con la banda desprotegida, Zeballos colocaría un centro que Benedetto conectaría de cabeza directo a las manos de Cássio.

Como respuesta inmediata, el Timao se acercaría al arco defendido por Rossi, y con un remate defectuoso de Giuliano tendría su primera llegada.

Sabiéndose la serie de 180 minutos, Battaglia buscó aprender de los errores en la fase de de grupos, y evitó quedar mal parado defensivamente.

A los 42′ llegaría un momento de tensión. Tras un mal despeje, en un forcejeo, Rojo cometería un penal sancionador por el árbitro Tobar, sin asistencia del VAR. Rossi otra vez diría presente, tapando el remate y manteniendo el arco en cero.

Minutos más tarde, ya en el tiempo adicionado, Boca tendría una llegada más. Una corrida de Villa por la izquierda y un centro que caería en la zurda de Benedetto. Con un remate defectuosa de zurda, exigiría al 1 del Timao, para mandarla al córner.

El segundo tiempo arrancó muy distinto a los primeros 45. Ya de entrada, el conjunto local llegó al arco defendido por Rossi, con dos remates desviados por Marcos Rojo.

En la respuesta, Boca llegaría con peligro conectó dos remates de Óscar Romero. Desde un tiro libre a los 51, bien despejado por el rival, y luego con un remate de zurda bien despejado por el uno. rival

Sí bien intentó pararse unos metros más adelante, el Xeneize no logró quebrar la defensa y el parado táctico del DT Pereira. Aun así tuvo su chance y aproximaciones con mucho peligro.

En los últimos minutos, Boca tuvo las últimas situaciones de peligro. La primera tras un mal despeje de Víctor, Benedetto remataría de zurda buscando sorprender con un remate desviado. La segunda, desde la izquierda con un remate de Villa, quien seria desviado por Cássio.

En un partido parejo, donde Boca tuvo un mejor segundo tiempo, la llave sigue viva para la revancha. El próximo martes en La Bombonera, se cerrará la llave donde no habrá lugar al error y donde el Xeneize buscará la clasificación a Cuartos de Final con el aliento de los hinchas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba