EntretenimientoPrimera División

Egos, el mal que afecta «la causa Boca»

No hay mundo más tenso y complicado que el que rodea a un club como Boca. Todo retumba en este mundo: falta de resultados, escándalos de jugadores y algo que parece estar de moda: dirigentes que hablan más de lo que deben.

Con la aparición de la cuarentena y el Coronavirus, queda lejano el título ganado, en la última fecha allá por el mes de marzo. Y en estos casi 110 días sin fútbol, el Xeneize sólo, se genera inconvenientes que rompen esa armonía ganada.

El destrato a ídolos del club, la lucha de egos entre dirigentes y jugadores, fue una forma empleada por la anterior dirigencia en 8 años. Algo con lo que la actual comisión directiva, encabezada por Ameal y con la figura de Juan Román Riquelme, decidió luchar y no ejercer, más allá de diferencias que puedas existir. Hoy con la pelea de Bermúdez y Tevez echa por tierra todas esas buenas intenciones.

A la espera de la palabra del ídolo xeneize, uno que parece haber entendido el lugar que ocupa, es nada más y nada menos que Mario Pergolini. Hábil y conocedor de los medios salio a calmar las aguas: «Somos todos gente grandes, pero no colabora mucho que se hable en las redes». Un llamado de atención al Patrón, quien a pesar de conocer el mundo Boca como nadie, arremetió por duplicado de manera infantil.

Hacer y ejercer eso que se critico de años anteriores, hacen perder credibilidad y seriedad. Los egos y las personalidades parecen ser el karma de un club que parece nunca tener la tranquilidad. Y todavía falta un round más y que tendrá a Tevez como protagonista nuevamente.

Lo único claro es que algunos integrante de está CD, deberán resetearse y volver a cero. Deberán entender que ahora ocupan un cargo y ejercerlo con la seriedad que corresponde. «LA CAUSA BOCA» debe estar por encima de todo ego y nombre. El escudo adelante y el nombre atrás.


Nota de opinión de Leonardo Graneros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba