El desarme del futsal

El desarme del futsal

Complicado panorama para Boca de cara a la nueva temporada de futsal; al club se le fue la mayoría del plantel anterior y todavía no logró reponer todos los nombres.

Luego de una temporada en la que el ‘Xeneize’ llegó a cinco finales y solamente ganó una, el éxodo de jugadores continua aún hoy incluyendo referentes, jóvenes e incluso el director técnico. A todo esto, aún no hay un plantel conformado de cara a lo que se viene.

Son más de una decena de jugadores que salieron de Boca luego del partido final con San Lorenzo en la Liga Argentina de Futsal disputada en el Aldo Cantoni, en San Juan. El cambio de autoridades y de encargados de la disciplina seguro tendrá que ver con estas idas, aunque la nueva dirigencia prometió más interés en el polideportivo.

Las dos partidas que más ruido hicieron en el club fueron las de Mauro Taffarel y Andrés Santos, ambos alrededor de doce años en el club de manera ininterrumpida. Este último partió rumbo a España.

Otra baja importante fue la de Santiago Basile, referente y mejor jugador de la liga, el ala izquierda dejó por segunda vez el club como hizo en 2013 y fichó por Kimberley, en el que fue bicampeón entre 2015 y 2016. Ante esto, afirmó:

“Me voy con la conciencia tranquila de haber dejado todo por esta camiseta y defenderla como se lo merece…”

Lucas Farach, que estaba a préstamo, volvió al club de sus amores. El arquero que fue subcampeón del Mundial de Clubes, declaró en su Instagram:

“Me quedo con esta foto y el recuerdo de este torneo donde competimos al máximo contra los mejores equipos del mundo, entregándonos al máximo como equipo. Los resultados a fin de año no fueron los esperados y fueron golpes duros q fuimos superando y todavía nos dura la bronca…”

Junto con ellos se fueron, al mismo destino, Andrés Geraghty y Richard Catardo.

Otra baja sensible, para un plantel armado para campeonar, es la ida de uno de los hermanos Vaporaki, Alamiro.

Lucas Maina, Richard Rejala Paky López, Lucas Quispe, Mauro Berruet, Alan De Candia y Agustín Raggiatti, que probará suerte en la filial del Palma Futsal en España, fueron los otros jugadores que abandonaron el club.

Hernán Basile, que era el director técnico, dio un paso al costado luego de la final ante San Lorenzo. Su reemplazo será la duplica técnica conformada por Henán Garcias, quien ya tuvo un paso por el club, y Sebastián Mareco, que dejó de dirigir Villa la Ñata

De cara a esta temporada, Boca incorporó a Guido Monsenon que decidió no atajar en 2019 y fue varias veces campeón con el club; Luciano Thorp y Lucas Flores que llegaron desde Banfield, habiendo jugado ya en la Selección. Desde América del Sud llegó Juan Pablo Cuello, ala defensivo con presencia en la Selección Argentina. Otro que vuelve es Nahuel Urriza que estuvo seis meses en Barracas, incorporó al arquero ex jugador de Gimnasia, Cristian Cahuana, y por último llegó Bruno Ninotti, pivot proveniente del Jockey Club de Rosario.

Quizás el mejor refuerzo es la continuidad de dos históricos como Constatino Vaporaki y Martín Giménez.

Faltando unos meses para el inicio de la competencia, el panorama sigue siendo incierto y se espera la llegada de nuevos jugadores para terminar el recambio y seguir peleando en la élite del futsal argentino.


Tomás Duro y Tobias Chere

Tomás Duro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *